lunes, 28 de noviembre de 2011

                                    Episodios de mi exigua estancia en Converxencia XXI

Sin ánimo de apagar el fuego de los anónimos o de echar más leña al mismo,  aportaré algunos lances acaecidos durante mi exigua estancia en Converxencia XXI, que pueden servir de elemento de juicio a la vorágine de opinión desatada a raíz del comunicado de prensa de un grupo de disidentes de este partido, entre los que me encuentro, y aprovecharé la ocasión para defendernos de algunas acusaciones vertidas en esta especie de encausamiento público al que estamos sometidos, pero que  aceptamos por formar parte del ejercicio de la política.
La mayoría de los integrantes, si no todos, de la candidatura de Converxencia XXI a las municipales de Tui, han sido captados a requerimiento del cabeza de lista y nunca a petición de parte. Como en la legión, sin importar ideología o condición personal, las puertas estaban abiertas a todo el mundo. Valgan dos pruebas: la persona que ejerció de paje y macero en los actos públicos del anterior alcalde, con domicilio en la calle Foxo, fue llamado a integrar las filas de Converxencia; el joven candidato a las municipales por una de las principales provincias de Galicia, provenía de un grupo neonazi (es el riesgo del conocimiento personal vía Facebook, que tanto cultiva nuestro protagonista). A pesar de ello, el reclutador sin escrúpulos o, si prefieren, sin miramientos, pues se trataba de conformar un pelotón de campaña, ha tenido mucha suerte con las personas que le ayudaron, excelentes todas, políticamente cándidas y bienintencionadas, entre las que no me cuento, gracias a las cuales se obtuvo representación y, debido a ello, existe Converxencia, pues en palabras del propio fundador, se habría disuelto de haber fracasado en Tui. La aceptación en mi caso se produjo tras reiteradas e insistentes invitaciones del referido, pero con la condición de ocupar un puesto bajo, que fijé en el nº 6, y que acabé transigiendo con el 3. Quiero aclarar que esta circunstancia se produjo a posteriori de mi decisión de  retirar de la escena política las siglas, Acción Tudense.
Mi primer roce con el nº 1 de la lista se produjo en una reunión de parte de la candidatura durante la exposición, por el autor, del llamado “rascuño do programa”, un auténtico “rabuñazo”, pues lejos de haber propuestas solo había ataques y reproches hacia el PP y hacia sus representantes en Tui, muestra palpable de su desconocimiento de la problemática municipal, reproches que yo iba reprobando. La chispa saltó al recriminarle con vehemencia la siguiente propuesta: “Nos respectamos os cidadans e prometemos que non lles pegaremos  como fai o sr. Rocha”. Al día siguiente acudió a mi oficina para decirme que no lo desautorizara ante la candidatura, y a partir de este trance cortó definitivamente el contacto telefónico diario que tenía conmigo.
La causa de que no acudiera a la presentación de la candidatura, alegué indisposición, no mentía, estaba anímicamente indispuesto, fue otro roce con nuestro actor, con ocasión de la colocación de un cartel con su rostro, en la cual un colaborador exterior y yo estábamos trabajando. Él solía decirnos que no debía siquiera pegar carteles porque deterioraría su dignidad de candidato. Al acercarse a nosotros para ver  cómo iba el trabajo, el generoso colaborador, que ya había puesto dinero de su bolsillo para cubrir ciertos gastos de la campaña, le sugiere, que ya que estaban en Tui los miembros de la ejecutiva nacional, ellos podrían aportar algunos euros para sufragar el coste del material empleado (unos perfiles de aluminio anodizado), a lo cual contestó que no, “ iso é unha cousa sobrevenida, e é cousa vosa”. Entonces le pregunté: ¿Cuánto dinero de tu bolsillo pones tú para la campaña? Balbuceando, contestó, “eu… eu poño as cuotas ordinarias e…e a extraordinaria, e listo que son eu que non poño nada do meu bolsillo”. La cuota extraordinaria eran las cuotas ordinarias de lo que restaba de año que los militantes adelantaron, incluidos los disidentes. En ese momento supe a quien estaba ayudando y me desvinculé íntimamente, pero seguí trabajando por sentido de lealtad  al compromiso contraído.
He visto desde entonces gestos y actitudes con el resto del grupo que revelaban utilización de las personas. Nunca se preocupó de organizar reuniones de confraternización para potenciar vínculos de grupo, a pesar de que se le recordaba frecuentemente. Después del éxito electoral, no tuvo la delicadeza de agradecer a la candidatura el esfuerzo realizado, ni organizó un modesto ágape de celebración. Eso sí, estuvo muy diligente para que acudiéramos a la toma de posesión. De gastos y rendición de cuentas ni palabra, a sabiendas de que algunos han sido generosos económicamente a mayores de las cuotas de militantes.
El narcisismo egocéntrico, la ensoñación fantástica y el alarde a flor de piel son características de la personalidad del que parece único fundador de Converxencia XXI, cuando se exige un mínimo de tres promotores, que cualquiera puede apreciar en el libro, cuajado de pretenciosidad, titulado, “ Galeguismo e Liberdade, Propostas para o Século XXI”. No compartíamos ciertas bravatas de campaña, como, p.e., que “Converxencia XXI puxo a Tui no mapa político, pois gracias a esta formación acudiron a este municipio (se supone que debido al miedo que infundía este partido) o señor Feijoo e primeiras figuras dos principais partidos”.
Una persona de la candidatura lo retrataba como persona tímida porque para aparecer en escena, para el más irrelevante cometido, siempre requería que le acompañasen. Yo le decía, convencido, que respondía a la necesidad de sentirse y parecer importante por disponer de escolta y ayudantes de cámara.
 Los disidentes no nos fuimos por haberse presentado Converxencia XXI a las Generales, porque nuestra implicación, aunque exclusivamente local, no es incompatible con que otras personas del partido tengan mayores aspiraciones,  prematuras en exceso en nuestra opinión, por mucho que se nos diga, “que se trataba de vender marca”, pero, detrás de la marca ¿hay en estos momentos un producto sólido y de garantía?, creemos que sólo hueca imagen publicitaria. Aunque también este factor ha contribuido, y no sólo porque nuestro sentido de la sensatez y de la seriedad podía ser cuestionado, nadie sabía que no compartíamos tal empresa, sino también porque ahora conocemos mejor el alcance de la ideología, de marcado carácter nacionalista, y de velada vocación separatista según información de fuentes del entorno de Converxencia XXI.
Episodios como los relatados y otros de parecido tenor, el exacerbado carácter fantástico, acompañado de incontinencia verbal y publicitaria, y modo personalista de llevar los asuntos. p.e., lejos de convocar al núcleo del grupo para estudiar el orden del día de los plenos, lo citaba a posteriori para informar del desarrollo del mismo, su incapacidad empática para con los próximos, insociabilidad manifiesta (esta faceta la reserva para el ámbito virtual), desapego personal, etc. han sido factores, que sumados, han dado por resultado la disidencia, no sólo de los subscriptores del comunicado de prensa, sino también de otros que han preferido la vía de la discreción. No es casual, pues, que la candidatura a las municipales de Tui esté absolutamente desintegrada.


                                                      José Antonio Quiroga Quiroga

domingo, 13 de noviembre de 2011

                                                       “Todos los votos son inútiles”

Este extravagante epígrafe, “Todos los votos son inútiles”, corresponde al titular del artículo, publicado en Facebook, de Fernando del Río, candidato de Converxencia XXI a las elecciones generales 2011 por la Coruña, y anteriormente candidato sin éxito a las municipales de Santiago por el mismo partido.
Afirma, el señor del Río, en su artículo acerca de la llamada al voto útil, “muchos electores creen, infundadamente, que sólo votando a un partido con perspectivas ciertas de obtener representación parlamentaria ejercen un voto útil”. “Pero lo cierto es que desde esta perspectiva el voto útil no existe, es pura patraña. Todos los votos son inútiles. No es una opinión sino  consecuencia de aplicar la matemática de la Teoría de la Probabilidad. Según esta visión,  el voto de un elector sólo será útil si resultase decisivo”. Entendiéndose por voto decisivo cuando un escaño se decide por la diferencia de un voto. “Sin embargo, en grandes poblaciones la probabilidad de que un voto resultase decisivo no es cero, pero todo lo arbitrariamente cercano a cero que el lector desee”.
 Antes de entrar en el análisis crítico de su teoría, conviene recordar que la matemática, como ciencia exacta, no admite puntos de vista.
Está claro que el argumento desarrollado por el señor del Río es un sofisma, apoyado en un pilar falso: considera que voto útil y voto decisivo son lo mismo. En consecuencia,  la petición del voto útil  se dirigiría a una sola persona, aunque indeterminada, de entre el conjunto de electores. Atendiendo a este razonamiento, sólo un  voto sería útil cuando añadido al conjunto de los demás, que son absolutamente inútiles, se logra el número suficiente de ellos para conseguir un escaño, mayoría relativa o mayoría absoluta. Para que se vea con claridad el error de base del articulista, valga el ejemplo hipotético de una torre de ladrillo que ha batido el record de altura por sólo una hilada de dicho material. ¿Qué hilada de ladrillo ha sido útil: la última, la de base de arranque o cualquier otra entre ambas? Es evidente que todas han sido útiles porque han contribuido a alcanzar la altura necesaria para lograr el record. Sin embargo, ¿Qué hilada ha sido decisiva? No hay duda que la última.
Iré al campo de la matemática, a la elemental aritmética, que el señor del Río gusta por su condición de profesor de economía en la universidad de Santiago, para demostrar el error en que incurre: si todos los sumandos son un cero (votos inútiles), pero todo lo arbitrariamente cercano a infinito el número de ceros que el lector desee, el resultado es, lógicamente, cero. Ningún cero ha sido útil ni decisivo en el resultado de la suma.
No pongo en duda la capacidad de raciocinio del señor del Río, máxime cuando, por su condición de vicepresidente de GALIDEM (Asociación Gallega por la Libertad y la Democracia), considerada el “think tank” de Converxencia XXI, en palabras de su secretario general,  pero sí su sinceridad de planteamiento, al estar interesado en contrarrestar la petición del voto útil.

              Tui, 13 de noviembre de 2011




                                                                   José Antonio Quiroga Quiroga

lunes, 19 de septiembre de 2011

Festejar los "Xogos Florais de Galicia" en Tui

A raíz de la publicación en la revista ADRA (2009)  del banquete de clausura de los “Xogos Florais de Galicia”, descubierto por los investigadores Carlos Azcoytia Luque y Mercedes Fernández-Couto Tella, la Concellería de Cultura de Tui decidió conmemorar los aniversarios de dichos “Xogos Florais” ofertando un recital poético y una cena, en el Parador “San Telmo” de Tui,  réplica del menú  degustado en el mencionado banquete. Sin embargo, sus dos únicas ediciones pasaron prácticamente inadvertidas por su corta ambición; baste decir que al evento gastronómico de este año, abierto al público, acudieron menos de la mitad de los sesenta ilustres comensales que participaron el 26 de junio de 1891.
Dado que los “Xogos Florais de Galicia” celebrados íntegramente en  gallego en el Teatro Principal de Tui, los primeros y también los últimos de un proyecto con vocación anual, se trata de un acontecimiento histórico de gran significación y transcendencia en el renacimiento de nuestra identidad cultural y, en especial,  en cuanto manifiesto en defensa y recuperación de  la lengua propia, todavía en proceso de afianzamiento, considero que merece realce y proyección, tanto cultural como turística,  a la altura de su importancia. Sugiero, pues, que el aniversario de los “Xogos Florais” sea festividad local en detrimento del prosaico carnaval, fiesta popular carente de entidad y mérito para tal distinción, y que funciona al margen de cualquier consideración. Ya la Comisión de Fiestas de San Telmo de la época supo vislumbrar la entidad y resonancia del evento a celebrar, pues, para mayor esplendor de las fiestas patronales, se suma y fusiona al acontecimiento posponiendo, para los días 23 y 24 de junio, el certamen de gaitas y bailes regionales.
Tui, ciudad milenaria en años y en número de episodios históricos, tiene la obligación de desempolvar su pasado (encomiendo esta labor a los historiadores e investigadores locales), conocerlo, difundirlo y festejarlo con merecido orgullo. Qué gran oportunidad y privilegio el  abanderar el espíritu de nuestra singular idiosincrasia que animó aquel certamen literario, espíritu que continua forcejeando por expresarse con plenitud, declarando festivo los aniversarios de los “Xogos Florais”, y celebrando una gran fiesta cultural (literaria, folclórica, etc., y, por supuesto, gastronómica, en la que tengan cabida el banquete popular y el institucional.
Vivamos la historia, y vivamos, también, de la historia.

Tui, 19 de septiembre de 2011


                               José Antonio Quiroga Quiroga

martes, 6 de septiembre de 2011

Opositar a oposición

La oposición suele pecar de frivolidad por carecer de responsabilidades de gobierno. De gatillo fácil, dispara gratuitamente a todo lo que se mueve. Si la munición de que dispone es de fogueo, entiende que debe justificarse haciendo ruido. Antes demagoga que  pasiva. De la acusación de demagogia es fácil defenderse con más demagogia, pero este recurso se vuelve ineficaz si es tachada de apoltronada y condescendiente.
 El anuncio de instalación de un sistema de control horario en el Ayuntamiento de Tui, que obligará a fichar a funcionarios y concejales del gobierno, medida consolidada en la Administración y muchas empresas, ha provocado el rechazo de dos funcionarios, a la vez que políticos, del BNG Y PSOE, en la corporación municipal. El desmemoriado portavoz del BNG, que votó a favor de esta medida en el pleno de 29/12/2009, proclive a apuntalar con latinajos sus endebles intervenciones para dotarlas de aparente sapiencia, pues no en vano el latín todavía conserva  el marchamo de  lengua vehicular de la palabra de Dios,  alega que, “sólo es propaganda. Los funcionarios son personas adultas a las que no hace falta controlar mediante una máquina. Lo que hace falta es una política personal acertada, a través de la cual cada jefe de servicio controle a cada trabajador”. Entiende este representante público que  la condición de adulto es consustancial a responsabilidad, y que el cometido de los jefes de servicio es el de ejercer de listeros y detectives personales. No aplicar la medida, tras haber sido aprobada por unanimidad y haber adquirido las máquinas, dejaría al  gobierno municipal en situación de ser acusado de querer ganarse la simpatía y el voto de los funcionarios.
El portavoz del PSOE, de quien espero registros acordes a lo que su semblante promete,  sale por la tangente con especulaciones gratuitas:” a través de este sistema el alcalde intenta justificar los sueldos y las dedicaciones del grupo de gobierno”; “el cargo de concejal es estrictamente político y no tienen por qué fichar”. Fantástica deducción considerar que cualquier sueldo puede justificarse por el simple hecho de fichar, y extraña veta sindicalista de abogar en favor de los concejales con dedicaciones a los que luego tratará de despellejar, y ya despelleja diciendo: “muchos no están capacitados para desempeñar sus funciones”. En democracia, para bien o para mal, la capacitación de los que se postulan a representantes del pueblo la determinan los electores.
 La cuantía de un sueldo es  función de la responsabilidad y trascendencia del cargo que se desempeña. Argumentar que a un político le corresponde el salario que tenía en la actividad privada carece de fundamento al no ser comparables las competencias. ¿Qué sueldo le correspondería a Clint Eastwood, cuando alcalde del pueblo californiano de Carmel?, ¿el de actor o el de director de películas?
            Ser oposición no significa necesariamente antagonismo sino que se oposita a ser gobierno demostrando tener más sensatez, mejores ideas y superior criterio. Si ésta quiere ser creíble, fiable y ganarse mi voto, le exijo, como al gobierno municipal, compromiso, seriedad y solvencia.


             Tui, 5 de septiembre de 2001


                                                    
                                                 José Antonio Quiroga Quiroga
                                          







martes, 16 de agosto de 2011

El mito de Sísifo y el Teatro Principal de Tui


Efectivamente, estimado Rafael, el proceso  de recuperación del Teatro Principal se parece a una programación en sesión continua, aunque las películas proyectadas  tienen un principio y un fin, normalmente feliz. Diría, pues, para ser más preciso, que se asemeja más al mito de Sísifo. Y no es la fuerza de gravedad la que opera en contra, aunque se deja notar en el inmueble, sino la Administración en general (Diputación y  Xunta): igual de obstinada y  eficaz.  Quedó demostrado que la acción de gobierno de los distintos partidos en este asunto ha sido igual de negativa. Cabe exceptuar al Ayuntamiento de Tui en el tramo final del mandato del Sr. Rocha, que mostró cierta apertura y acercamiento al problema.
 Como mencionas a la titular de la Consellería de Cultura,  Anxela Bugallo, valgan los apuntes siguientes para reflejar su proceder con la Fundación: “extravío” de un dossier entregado a la Delegada de Cultura en Vigo; entrevista frustrada con el Director General de Cultura, que  obvió el compromiso contraído con la Fundación y nos derivó al Director Xeral de Patrimonio, Felipe Arias, a quién le entregamos documentación  y le expusimos el deseo de que se iniciase el expediente de BIC para el Teatro Principal; dos cartas dirigidas a la conselleira que no merecieron siquiera el  acuse de recibo; y ausencia de respuesta alguna a la solicitud de BIC.
  Lamento, Rafael, tener que contradecirte al respecto de que la calificación de BIC no es precisa para acceder a los fondos del 1% Cultural. Conforme a lo expresado por el Subdirector General de Teatro, don Fernando Cerón Sánchez-Puelles a los representantes de la Fundación (secretaria y presidente), en una entrevista concedida en el Ministerio de Cultura, dicho requisito es indispensable a todo patrimonio mueble o inmueble para poder acogerse a dicha fuente de financiación;  como también  acerca de la afirmación de que el 1% Cultural no acostumbra a asumir inversiones de la magnitud que exige la rehabilitación del Teatro Principal de Tui, porque no se ajusta a los hechos. Dispongo de un libro editado por los Ministerios de Fomento y Cultura, que me dio el Subdirector General de Arquitectura del Ministerio de Fomento, que recoge la rehabilitación de más de ochenta teatros  en España gracias a este procedimiento. Te aseguro que un buen número de ellos triplican la dimensión del de Tui. Concuerdo en que, afortunadamente, existen otras fuentes de financiación para acometer la rehabilitación del Teatro, a las que habrá que recurrir.
Comprendo que pueda sorprender  que la Fundación  no haya recurrido la Resolución de la Consellería de Cultura de la Xunta de no estimar BIC al Teatro Principal, pero el desarrollo de los acontecimientos  nos han hecho ver que sería en vano. Me explico: la Fundación recabó, a tal fin, el apoyo de las instituciones siguientes: Real Academia Galega; Consello da Cultura Galega; Facultade de Xeografía e Historia; y Escola Técnica Superior de Arquitectura da Coruña, aunque sólo llegó a tiempo el escrito firmado por Méndez Ferrín; además la Fundación se desplazó a Santiago para  entrevistarse con la Subdirectora de Patrimonio Cultural, responsable de la tramitación de expedientes BIC, al objeto de conocer el estado del expediente. Durante la entrevista, tanto la Subdirectora como la arquitecto que informaba el expediente, nos han hecho ver con argumentos de distinta índole la imposibilidad de otorgar la catalogación de BIC. La casi imposibilidad de poder concederse la catalogación de BIC para el inmueble del teatro nos la había adelantado personalmente, un año antes de la resolución de la Consellería, la técnico instructora del expediente, Ana Piñeiro, que se desplazó a Tui para analizar in situ el estado y características de la construcción.
Al margen de estas consideraciones, te agradezco, estimado Rafael, en mi nombre y en el de la Fundación, el interés demostrado en tu escrito por recuperar el Teatro Principal.




                                               José Antonio Quiroga Quiroga
                                               (Presidente de la Fundación)


viernes, 1 de abril de 2011

                                                     Los Cuartos Del Pregonero   

La controversia ha surgido en Tui desde el momento en que se anunció que Mario Conde había sido invitado para ejercer de pregonero de las fiestas de San Telmo. Incluso un partido político desaprueba públicamente la elección del controvertido empresario. Los contrarios a su nombramiento alegan que el pregonero debe ser un ejemplo a seguir.   
Sin otro propósito que el de atemperar juicios, procede analizar el origen, función y atributos de la figura del pregonero. El diccionario de la Real Academia Española define, respectivamente, en el contexto festivo, los vocablos pregón y pregonero/a, como: “discurso elogioso en que se anuncia al público la celebración de una festividad y se le incita a participar en ella”; y “oficial público que en alta voz da los pregones, publica y hace notorio lo que se quiere hacer saber a todos”. La utilidad y misión genuina del pregonero es, pues, la de anunciar y difundir un evento para atraer el mayor número de personas. En las primeras andaduras del cometido de pregonero el éxito radicaba únicamente en las dotes de comunicación del oficiante. Hoy día el factor más influyente es la capacidad de convocatoria de la persona del pregonero, ya sea por  su relevancia social o imagen mediática.
Originalmente los servicios  de vocero se contrataban para la ocasión, y la tarifa usual de retribución era un cuarto, moneda de cobre equivalente a cuatro maravedíes, que con el tiempo pasó a varios cuartos. Debido a la evolución de las estrategias publicitarias, el pregonero tradicional, un alguacil municipal, sin personalidad propia, fue reemplazado por personas de  relieve remuneradas. Quizá porque el coste económico de los pregoneros de gran proyección suponía un desembolso gravoso para los ayuntamientos, se recurrió a la estratagema  de pagarles simbólicamente con el supuesto privilegio, honor o mérito público de ser elegidos por considerarlos y ungirlos como dignos representantes de las virtudes y esencias locales. Considero que la figura del pregonero se ha desvirtuado interesadamente para servirse de ella, y que el requisito de ser un referente a imitar es  más propio del perfil de un regidor que el de un simple anunciador de un festejo. Los ayuntamientos de Benidorm y Solsona han decidido recuperar la figura casi extinguida del pregonero para las fiestas Patronales, recayendo el nombramiento en un funcionario encargado de difundir los bandos municipales.
He oído y leído que Mario Conde  pasó los años de cárcel meditando el Tao y la Biblia, y que hoy es un hombre transformado, que vive en un pueblo pequeño de Orense y que medita profundamente en la búsqueda de sí mismo. Ha tenido gestos de humildad como el de aceptar ser pregonero de las fiestas de la pequeña localidad de Caimari (Mallorca) en 2009, y creo que también lo es  aceptar serlo de las fiestas de Tui. Este tudense, que tiene a su padre y su primera esposa enterrados en Tui, cuyo lado brillante y admirable es un buen referente para cualquier joven, ¿no es merecedor de la acogida que se le dispensa a un hijo pródigo? ¿Son acaso el vilipendio y repudio público el pago de los cuartos del pregonero que se llevará de Tui  este hombre?

Tui, 31 de marzo de 2011



                                                                        José Antonio Quiroga Quiroga

miércoles, 16 de febrero de 2011

Pórtico de la gloria

                                                                       


“Por las puertas pasan las personas y su importancia”, reza una enseñanza de Alejandro de la Sota, notable arquitecto pontevedrés, ya desparecido, para situar y dimensionar adecuadamente el hueco de entrada a los edificios representativos atendiendo a la dignidad de las personas que lo franquean. La democracia atribuye a todos derecho y dignidad bastante para acceder por la entrada principal a los edificios públicos, que son patrimonio de todos.
El monumental Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago se ofrece franco a ilustres y humildes como antesala de ingreso al templo, porque  a ojos del Creador  todos somos   merecedores del mismo respeto y acogida. La Casa Consistorial de Tui, en nada comparable con la catedral de Santiago, tampoco sus regidores, que no son divinos ni regios, están a la altura, dispone de tres puertas de acceso en el soportal  de la fachada principal. La puerta central, de mayor dimensión y dintel en arco, enfrentada a una escalera de tipo imperial, permanece cerrada a diario desde la construcción del edificio y sólo se abre para recibir personalidades civiles y militares; las otras dos colaterales, son puertas ordinarias de carácter doméstico, denominadas en terminología burguesa de servicio o del servicio, por las que accede o, mejor dicho, accedía la ciudadanía, obligada a describir una trayectoria sinuosa. El robo en las dependencias municipales de un busto de Calvo Sotelo sirvió de coartada para  bloquear el paso indefinidamente por las puertas de servicio disponibles, que aunque empequeñecían psicológicamente a quienes las franqueaban, el hecho de encaminarse hacia la fachada principal, ascender por la escalinata exterior y cruzar el soportal  aminoraba la afrenta. Actualmente, la entrada ordinaria del Ayuntamiento, anunciada  en un cartel provisto de flecha direccional en el soportal, convertido ahora en pórtico municipal de la gloria,  es una ventana lateral transformada en puerta, que emboca a un largo pasillo en rampa  cuyo fondo es una pared que interrumpe bruscamente la trayectoria como si su misión fuera frenar los fueros de los administrados. Este itinerario adaptado para minusválidos es a la vez marco de entrada para personas minusvaloradas en la mentalidad discriminadora del gobierno municipal.
El artístico y monumental Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago, presidido por el Apóstol, está pensado para acoger al peregrino. El modesto soportal de la Casa Consistorial de Tui, se destina en exclusiva para recibir y glorificar a los escogidos.
De los atributos de nobleza y lealtad que adornan el título de ciudad de  Tui,  extensivos al municipio, el primero es negado a todo el que peregrina a la Casa Consistorial cerrándole el paso en primera instancia. Respecto del segundo cabe preguntarse por las razones de la prácticamente inquebrantable vertiente política  hacia quienes les despojan de su dignidad  rebajándolos a la condición de súbditos.

      Tui, 16 de febrero de 2011                                             José Antonio Quiroga Quiroga

martes, 1 de febrero de 2011

ESCRIBIR EL FUTURO DE TUI

Al ángel anunciador, conselleiro Agustín Hernández, se le adelantó el DOGA. Vino a  Tui a notificar, tras largo y penoso embarazo, el advenimiento del PXOM, controvertido redentor destinado a salvar a algunos a costa de condenar a otros. La esperada criatura, concebida no sin pecado,  nació incompleta y malformada, a pesar del dilatado proceso de gestación, pero ello no privó de mesiánicos elogios por parte del insigne correo: “Tui comienza hoy a escribir su futuro”.
En términos urbanísticos, el futuro de Tui ciudad, en lo fundamental, desgraciadamente y con carácter irreversible, ya está escrito con la aprobación del PGOU en 1994. Cabe citar como daños irreparables, entre otros, la estrangulación de las calles Colón y Avda. de la Concordia,  dos de las tres vías de entrada a Tui, con raquíticos anchos de acera de 1,50 m,  cuando cabía mayor ancho de avenida, pues las construcciones levantadas bajo las ordenanzas del Plan Especial del Campo de la Feria ya habían guardado retranqueo al efecto. Este simplista instrumento de planeamiento atendió únicamente a meras consideraciones edificatorias, alturas y edificabilidades, y desestimó el urbanismo propiamente dicho: el estudio y distribución del equipamiento urbano: previsión de espacios para ubicación de organismos y servicios públicos, parques, recintos deportivos, áreas de aparcamiento, estación de autobuses, recinto de fiestas, etc., que organiza y estructura una urbe. Debido a estas carencias básicas, la provisionalidad y el parcheo es una constante, así vemos como se instala una sala de juzgado en lo que fue un local comercial, y se ubica, sin consenso y criterio convincente, el nuevo edificio del Insalud en lugar polémico. Huelga comentar que no se ha hecho ningún estudio de adecuación ambiental y de impacto paisajístico, ni de hacia dónde debe crecer el casco urbano.
El nuevo PXOM incurre en las mismas carencias estructurales de las que adolece el PGOU del 94; nada extraño por cuanto el equipo redactor  de ambos planes es el mismo. Apena que la belleza intrínseca de un capullo como la vieja “Colina de  Piedra”, situada en un enclave estratégico y singularmente hermoso, no se despliegue  en todo su potencial hacia lo que debería ser una armónica flor, y se malogre para siempre.
Como reza, con gráfica elocuencia,  el comentario del blog independiente Intra Muros, creado en defensa del casco histórico de Tui, a propósito de las palabras  escritas por el citado conselleiro  en el Libro de Honra: “Tui comienza hoy a escribir su futuro”, urge un curso de alfabetización, pero algunos borrones ya no tienen remedio.
Tui, 1 de febrero de 2011

                                                                 José Antonio Quiroga Quiroga

viernes, 21 de enero de 2011

Aclaración noticia de prensa sobre Acción Tudense

 Me sorprendió la noticia: “Capón Rey repetirá como candidato a la Alcaldía de Tui por Acción Tudense”, publicada en grandes caracteres  el ocho de enero de 2011 en la página de Comarcas, “Baixo Miño”, de  FARO DE VIGO.  El pasado mes mayo le  había anticipado al señor Capón, y recientemente reiterado en dos ocasiones, que  dichas siglas no le serían cedidas nuevamente, tras dos convocatorias a su disposición, ya que era deseo de los promotores de este partido político de que no concurrieran a las próximas elecciones municipales. Requerí, por tanto, una explicación al actual portavoz de Acción Tudense, como presunto  autor de tal declaración al periódico citado, respondiéndome éste, que tanto el titular de la crónica como las dos referencias personales erróneas, que lo presentaban como auditor jubilado y perito industrial, eran de exclusiva responsabilidad de la informadora, y que ésta, tras llamada suya, me daría una explicación. Al rato, me llama la informadora, que reconoce la gratuidad de la noticia y me promete que en dos días sacará un desmentido. Como tal desmentido no ve la luz pública, me dirigí por correo electrónico a Faro de Vigo para comunicarle que agradecería una rectificación para evitar malentendidos, pero no sólo no surtió efecto, sino que no ha tenido este periódico la deferencia siquiera de notificarme el acuse de recibo. Conseguí, entonces, contactar con un responsable del diario, que me remitió a la informadora, al tiempo que me anticipó que sería muy difícil una rectificación. Naturalmente, rehusé recordarle a la informadora su promesa.
Recurrí, pues, a La Voz de Galicia, para difundir la voluntad de los promotores de Acción Tudense, ajena a cualquier propósito político, para evitar malentendidos e infundadas conjeturas.




                              Fdo: José Antonio Quiroga Quiroga
                          (Promotor-fundador de Acción Tudense)